La formalidad es tarea de todos

La formalidad es tarea de todos

Martes, Noviembre 13, 2018

El país enfrenta la complejidad de la informalidad laboral, que pone a las empresas ad portas del incumplimiento de la legislación tributaria, laboral, ambiental y comercial, y a los trabajadores en serio riesgo por no tener cobertura total en seguridad social e inestabilidad salarial.

La dimensión del fenómeno de la informalidad en Colombia impacta directamente el aparato productivo porque reduce el número de empresas legales, afectando la posibilidad de contratar más personales con todas las garantías laborales y perjudica la producción con productos de mala calidad, que no pagan impuestos.

Esa fue una de las anotaciones hechas por Bruce Mac Master, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia Andi, durante el 30 Congreso Nacional Asocajas realizado en Cartagena de Indias. “La informalidad, además de la evasión tributaria, le impide al Gobierno contar con los recursos necesarios para el desarrollo productivo y la disminución de la pobreza, lo obliga a subsidiar cada vez más pensiones y salud, obtener menos contribuciones parafiscales y lo obliga a gravar con tarifas más altas a los empresarios formales”, dice Mac Master.

Un problema del sector empresarial

Cuando se habla de informalidad laboral no solo se refiere a personas trabajando en las calles o rebuscando el sustento diario con lo que “salga para hacer”. El sector empresarial organizado también se involucra en esta mala práctica cuando se presta para vender sus productos sin IVA, lava activos, importa productos mal clasificados, falsifica productos o marcas, acude al dumping, incumple las normas legales o hace publicidad engañosa. 

Estos problemas pueden combatirse con medidas sencillas pero constantes como aumentar la vigilancia y el control, simplificar los trámites, aplicar eficientemente la normatividad vigente y fomentar la educación y capacitación para la formalización. Según el Presidente de la Andi, “hay que formalizar todo, el trabajo, el producto y las empresas, porque eso da certidumbre jurídica aunque traiga consigo más impuestos nacionales y territoriales, aumento de las cargas laborales y requisitos ambientales y sanitarios más estrictos, entre otros”.    

Las ventajas de ser formal

Según afirma la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia Andi en sus documentos “Estrategia para una nueva industrialización” y “Estrategia para una nueva industrialización II”, es necesario dotar de herramientas a los productos, el trabajo y las empresas para tener éxito en la lucha contra la informalidad en Colombia.